Inicio

La Plaza de Toros de Castellón perderá su muro para ganar espacio público y viviendas de cinco alturas

Eliminar el muro de la plaza de toros y abrir su entorno como espacio público transitable. El nuevo Plan de Ordenación Pormenorizada (POP), que permanece expuesto al público hasta el próximo 8 de noviembre, proyecta la transformación del entorno del coso taurino de Pérez Galdós para poner en valor este edificio centenario y protegido y mejorar su integración paisajística en el parque Ribalta. 
La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, subraya que esta propuesta refleja “algunos de los elementos clave del nuevo planeamiento urbanístico, como son la sensibilidad con el patrimonio tanto arquitectónico como ambiental y la voluntad de generar nuevos espacios abiertos a la ciudadanía”. 
Esta transformación urbana, que se planifica a través de tres unidades de ejecución diferentes con el objetivo de facilitar su realización, incluye un desarrollo residencial con un máximo de cinco alturas, una reserva del 10% de vivienda de protección pública, el derribo del muro recayente al parque Ribalta así como la zona de taquillas y la transformación de su entorno como espacio público abierto. 
La unidad de ejecución denominada Coso Taurino ocupa una superficie de 1.910 metros cuadrados y permitirá completar la manzana residencial de la calle República Argentina. La UER Plaza de Toros suma 2.133 metros cuadrados de la que solo 751 metros cuadrados corresponden a superficie neta edificable para completar la zona de edificación recayente a la calle Miguel Juan Pascual. 
Por último, la ejecución de la UER Ribalta, con 1.503 metros cuadrados, conllevará la demolición del actual muro de la avenida Pérez Galdós y el tratamiento del interior integrándolo en el paisaje del parque Ribalta como espacio libre privado para uso público. Entre las tres unidades de ejecución, cerca de 3.000 metros cuadrados alrededor del coso taurino pasarán a estar abiertos al uso público y ser transitables. 
La ejecución de estas unidades contribuirá aremozar un entorno urbano tan emblemático como el de la plaza de toros por la arquitectura del edificio pero también por su ubicación junto al parque Ribalta,incluido en la red primaria de zonas verdes y en el que el Gobierno municipal ha impulsado medidas tan singulares como la recuperación del servicio de cafetería tres décadas después del cierre de su último kiosco. “El parque Ribalta está recuperando el prestigio social que nunca debería haber perdido y el nuevo plan urbanístico completa esa voluntad de recuperación con la integración paisajística de la plaza de toros y la apuesta por el uso público de su entorno”, defiende Amparo Marco. 
El concejal de Urbanismo, Rafa Simó, insiste en que el nuevo modelo urbanístico “reivindica una correcta proporción entre los espacios de uso público y el volumen edificado para mejorar la calidad de vida y hacer de Castellón una ciudad más amigable y atractiva para residir”. El edil ha destacado que la Plaza de Toros de Castellón, obra del arquitecto Manuel Montesinos Alardins e inaugurada el 2 de julio de 1887, es uno de los edificios incluidos en el Catálogo de Patrimonio Arquitectónico. 
Esta propuesta está incluida en el Plan de Ordenación Pormenorizada, cuyo Plan de Participación Pública incluye la realización de seis sesiones informativas abiertas en cada uno de los distritos de la ciudad. La ronda de reuniones arrancará el próximo lunes 24 de septiembre a las 18:00 horas en el Patronat d’Esports con el planeamiento correspondiente al Distrito Este.

< Volver




Castellón Junta de Festes Gaiatas Collas Fonoteca Retiros post fiesta Reinas y Damas de la Ciudad Contacto